Preguntas Frecuentes

Aquí podras ecnontrar las preguntas más frecuentes que se hace la gente respecto a la obesidad y sus tratamientos o cirugías, además de información de interés sobre la obesidad que te puede ser de gran ayuda

Preguntas Frecuentes

¿Realmente tienen mucho riesgo las operaciones de obesidad?

En manos de profesionales altamente cualificados, y con el desarrollo de las nuevas tecnologías de anestesia y cirugía laparoscópica mini-invasiva, y los nuevos protocolos de preparación preoperatoria y manejo postoperatorio, la mortalidad de una operación de obesidad no debe de ser mayor a la de una operación de vesícula por ejemplo.

¿Cuánto tiempo tardaré en reincorporarme al trabajo o mi vida habitual?

La reincorporación a una vida normal puede tardar unas 4 a 6 semanas, aunque a partir de los 7 días postoperatorios, el paciente puede hacer una vida normal con limitaciones  en esfuerzos intensos y levantar pesos de más de 10-15 kg.

¿Es muy compleja la preparación de la operación?

Es muy aconsejable realizar una preparación preoperatoria, donde el paciente pierde peso y mejora su estado de forma cardiopulmonar, dentro de sus limitaciones. Este proceso debe de realizarse de forma muy comedida, guiado por especialistas para evitar lesiones y posibles accidentes cardiovasculares.

Durante este periodo, los pacientes son sometidos al estudio preanestésico.

¿Qué pasa con “las pieles sobrantes” después de la pérdida de peso?

Dependiendo de la características de las piel del paciente, y el grado de deformación previa (cuanto mayor grado de obesidad, mayor deformidad, y mayores deformidades posteriores), es relativamente frecuente las deformidades leves o medradas tras la cirugía de la obesidad. Sin embargo sólo un 15 – 20 % de los pacientes operados de obesidad acaban necesitando cirugía plástica tras la pérdida de peso. Las operaciones más frecuentes son la Abdominoplastia y la Mastopexia de reducción con prótesis, seguida a distancia de la Cruroplastia y la Braquiplastia.

¿Necesito tomar alguna medicación o vitaminas después de la operación?

Durante la pérdida de peso es necesario tomar complejos vitamínicos de forma preventiva en todas las técnicas quirúrgicas.

Una vez perdido todo el peso y con un control analítico nutricional normal, el paciente no necesita tomar vitaminas en las operaciones restrictivas como la Gatrectomía Vertical  (Tubo/Manga Gástrica).  Mujeres en edad fértil pueden necesitar tomar hierro puntualmente, por desórdenes menstruales.

Los pacientes intervenidos mediante técnicas en las que se modifica el estómago más el intestino (técnicas mixtas tipo Bypass Gástrico), es necesario tomar vitaminas de por vida, en una cantidades mínimas.

¿Cuándo podré realizar ejercicio físico después de la operación?

Los pacientes deben de realizar paseos diarios desde el primer día del alta hospitalaria. Durante el primer mes postoperatorio, lo más prudente es limitarse a paseos de una hora, intentando realizar una distancia cada vez mayor. Sobre las 4-6 semanas y sobre todo cuando le trasmita su cirujano especialista, puede reincorporarse a cualquier tipo de ejercicio físico. De la mano de especialistas, deben evitarse acelerar desgastes o lesiones articulares, y/o riesgos cardiovasculares.

¿Después de una operación de obesidad, puedo quedarme embarazada sin riesgo para el niño o para mi?

Efectivamente las pacientes operadas de obesidad pueden tener embarazos saludables y sin riesgo para el niño. Sin embargo son necesarios controles algo más detallados, y según que cirugías, una suplementación vitamínica mayor.

Durante la pérdida de peso tras la cirugía, puede ser conveniente tomar medidas anticonceptivas, incluso en parejas con problemas previos de fertilidad. La pérdida de peso mejora rápidamente la fertilidad.

Cuando la paciente ya ha perdido todo el peso, y se observa mediante análisis sanguíneo que no existe ningún déficit nutricional, puede buscarse un embarazo.

En general, las técnicas quirúrgicas que no tienen malabsorción como la Gastrectomía Vertical (Tubo o Manga Gástrica), deben ser de elección para pacientes con posibles embarazos futuros.

¿Sufriré pérdida excesiva de pelo después de la operación de obesidad?

La pérdida de peso rápida, asociada siempre a las operaciones de obesidad durante los primeros meses, causan casi siempre una pequeña pérdida de pelo totalmente reversible. Según las características del pelo puede cambiar, pero en todo caso siempre es reversible, pues se debe a especie de ahorro energético que realiza el organismo durante unos meses. Además, un buen soporte con un polivitamínico que contenga selenio y zinc, además de hierro, previenen en gran medida dicha perdida de pelo

Información de interés

Posibles riesgos en la operación

Con la alta especialización y disponiendo de la tecnología avanzada, las operación de obesidad de hoy en día, tienen la misma frecuencia de complicaciones que una operación de vesícula o de apendicitis: Posible mortalidad < de 0,5% y morbilidad quirúrgica < 2-7%.

Cuando una operación

Según las recomendaciones científicas basadas en estudios totalmente contrastados, debe recomendarse una operación de obesidad en:

  • Todos los pacientes con IMC mayor de 40.
  • Pacientes con IMC entre 35 y 39 que padezcan síndrome metabólico (diabetes del adulto, hipertensión, hiperlipemia, hiperuricemia) o patologías importantes que la obesidad agrava su evolución o pronóstico de forma relevante (osteoartritis, patología pulmonar o cardíaca, accidentes vasculares cerebrales, apnea del sueño, enfermedades reumáticas.
Cirugía en adolescentes

La evaluación multidisciplinar, debe abarcar tanto al paciente como a su entorno (familia, colegio…). Los aspectos psicológicos y los posibles trastornos subyacentes de la conducta alimentaria, son especialmente importantes en este tipo de pacientes.

En general se aplica un grado más de obesidad (Obesidad grado III con comorbilidad, o grado IV o mayor), para indicar una operación, y además sólo como último recurso, después de haber intentado tratamientos médicos y psicológicos guiados por especialistas.

Cirugía en mayores de 60 años

Hasta no hace mucho tiempo, los 60 años se consideraba una edad límite para la indicación de una posible cirugía para el control de la obesidad.

Los motivos eran principalmente, el riesgo de la operación con los métodos quirúrgicos convencionales, y la escasa sobrevida que parecía que podía ofrecerse al paciente.

Actualmente puede establecerse este límite en edades de hasta 65 o incluso 70 años. Sin embargo es necesario realizar un estudio preoperatorio especialmente minucioso, donde siempre se incluya una prueba de esfuerzo cardiopulmonar, si es necesario por problemas de movilidad mediante inducción farmacológica, para valorar correctamente el riesgo operatorio.

Postoperatorio

La cirugía y anestesia menos invasiva, con deambulación e ingesta de líquidos a las pocas horas de la cirugía, han demostrado una menor tasa de complicaciones tipo trombosis venosa, infecciones pulmonares, íleos intestinales, infecciones urinarias, trombosis o infecciones de vías utilizadas para la mediación, y otras posibles complicaciones..

Además, acorta el tiempo de ingreso necesario, y con ello otras posibles complicaciones hospitalarias.

Tu salud empieza aquí

Cuenta con nosotros para cualquier duda o consulta que tengas

629 725 324